segregación de fincas

¿Cómo se realiza la segregación de fincas?

La segregación de fincas es una figura jurídica que utilizamos en el derecho inmobiliario para dividir una propiedad.

Desde nuestro despacho de abogados en Mallorca asesoramos y acompañamos a nuestros clientes en este proceso tan común, pero tan complejo en algunos casos.

 

¿En qué consiste la segregación de fincas?

Consiste en dividir una propiedad en dos o más partes independientes.

Es muy habitual cuando se desea vender una parte de una propiedad o cuando se quieren crear distintas propiedades a partir de una sola.

Para realizar una segregación hay que:

  • elaborar un proyecto que contenga información detallada sobre las partes a segregar y la nueva distribución resultante
  • obtener la aprobación de las autoridades pertinentes

Debes tener presente que la segregación y la división son distintas:

  • Segregación: la finca original subsiste
  • División: la finca original desaparece y nacen dos o más fincas nuevas

La segregación debe estar inscrita en el Registro de la Propiedad y en el Catastro Inmobiliario.

 

Finca urbana o rústica

El proceso de segregación es distinto dependiendo del carácter urbano o rústico del terreno en cuestión.

Segregación de finca urbana

  • Todas las fincas deben tener acceso a la vía pública
  • Las fincas resultantes tienen que disponer de infraestructuras del suelo urbano (agua, electricidad, gas)
  • Si en la finca original existe una vivienda hay que asegurarse de que se cumple la normativa urbanística tras la segregación
  • Es imprescindible respetar la superficie mínima de fincas establecida en el Plan General del municipio correspondiente
  • Se obtendrá la licencia de segregación
  • Se otorgará la escritura de segregación ante notario
  • Se inscribirá dicha escritura en el registro de la propiedad que corresponda

Segregación de finca rústica

  • En primer lugar, un técnico debe evaluar la situación y la normativa en cuanto al tamaño mínimo de la finca resultante
  • Después habrá que obtener la licencia municipal de segregación del ayuntamiento correspondiente
  • Si dicha licencia no es necesaria se contará con una declaración de innecesariedad
  • Al igual que en la finca urbana, es necesario otorgar la escritura de segregación ante notario
  • Se inscribirá dicha escritura en el registro de la propiedad correspondiente

 

¿Y si existen varios propietarios?

Si la finca que se desea segregar, independientemente de que sea urbana o rústica, tiene varios propietarios:

  • Todos deben estar de acuerdo en la división
  • Si la finca original tiene cargas, como una hipoteca, las fincas resultantes asumirán dicha carga

Con el fin de evitar malentendidos o problemas futuros, contar con la ayuda de un abogado especialista en derecho inmobiliario. Esto es importante no solo para evitar problemas personales sino también problemas legales que puedan derivarse de la transacción.

Es normal que surjan dudas respecto a la segregación de fincas, pues aunque a priori parece muy sencillo, es necesario conocer a fondo la normativa y sus particularidades. En Alfonso Benavides podemos ayudarte y asesorarte durante todo el proceso.